DIAMANTE

Historia Postal de la provincia de Entre Rios

DIAMANTE

Notapor aficionado » 28 Jul 2011 15:04

Estimados colegas :

Diamante es mi ciudad natal, y no podía faltar en mis investigaciones, para conocer la trastienda (backstage, que ahora le dicen) que existe detrás de cada sobre o tarjeta circulada, sea la historia de la oficina de procedencia, los empleados que intervinieron, los medios de comunicaciones en los cuales fueron encaminados a destino, etc.
El siguiente artículo fue publicado en "Reseña Filatélica" Nº 8 de diciembre 2001 y Nº 9 de abril 2002.
Cordialmente

Humberto

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



LAS COMUNICACIONES EN DIAMANTE (E.R.) EN EL SIGLO XIX

Por Humberto Brumatti


ÉPOCA COLONIAL

La ciudad de Diamante está situada en la provincia de Entre Ríos, sobre las barrancas de la ribera oriental del río Paraná, en medio de pintorescos paisajes.

En la época colonial se conoció a la zona como pago de la Ensenada, Paso del Rey o Punta Gorda.

La primera noticia documentada sobre comunicaciones en la zona, nos la proporciona Tomás de Rocamora en el oficio dirigido al virrey Vértiz el 25 de junio de 1782, donde expresa:

"Llegué hasta el borde del Paraná en el Paso del Rey, en que creí hallar alguna canoa de las que en buen tiempo hacen el paso a Coronda, pero ahuyentadas con la fuerte creciente del Río, y yo expuesto en su orilla a los malos tiempos, retrocedí como a una legua a albergarme en un rancho desierto donde estoy......."

Esto indicaría que ya existía una comunicación con Coronda, lugar donde había una posta, de la carrera de postas de Buenos Aires al Paraguay, una de las 3 principales carreras existentes en el territorio argentino en aquella época, como también que a los habitantes de la zona les resultaba más práctico dirigirse por esta vía a la orilla santafesina y a Santa Fe mismo, que haciéndolo por la Bajada (actual Paraná).


PERIODO 1810/1830

Llegamos a 1810 y la Revolución de Mayo, y el enlace con Coronda continúa, cuando el 15 de setiembre de ese año, el alcalde de primer voto y administrador de Correos de Concepción del Uruguay, José Miguel Díaz Vélez, informó al Presidente de la Junta de Buenos Aires que por tierra le había remitido correspondencia procedente de Misiones y que la misma había atravesado el Paraná el día 8 por el Paso del Rey (situado unos 10 kms. al sur de Diamante)


Los acontecimientos de mayo obligaron a modificar las comunicaciones de las poblaciones entrerrianas situadas sobre el río Uruguay, que hasta entonces lo hacían con Buenos Aires, utilizando una carrera de postas que cruzaba a la costa oriental del río, llegaba hasta Colonia (todo en el actual territorio de la República Oriental del Uruguay), desde donde cruzaban la correspondencia en rápidas embarcaciones llamadas chasqueras a la entonces capital del Virreynato del Río de la Plata. Al mantenerse el poder español en Montevideo, quién a la vez tenía el dominio de los ríos, obligó a establecer ese mismo año una comunicación con Buenos Aires, vía Santa Fe, que sufrió diversas alternativas entre 1810 y 1812, pero siempre teniendo como cabecera a Paraná, desde donde partían los correos directamente hacia el oriente entrerriano.

El Primer Triunvirato, entre otras medidas de índole militar, dispuso en 1812 la construcción de baterías de artillería en Punta Gorda, para impedir el paso de los barcos realistas, que llegó a tener un máximo de 15 bocas de fuego y una dotación de 486 hombres.

De 1813, conocemos un documento fechado el 16 de junio, que anota los siguientes puntos de la "Carrera del Uruguay, Misiones y Montevideo" : Areco, San Pedro, San Nicolás, Rosario, Coronda, Santa Fe, Paraná, Punta Gorda, Nogoyá, Gualeguay, Concepción del Uruguay, lugar donde se bifurcaban, por un lado en dirección al norte , llegando hasta los pueblos de las Misiones, y por el otro a los pueblos de la Banda Oriental. Los días de salidas de Buenos Aires eran el 5, 13, 21 y 29. El regreso desde Concepción del Uruguay se producía a los 18 o 20 días posteriores.

Consideramos que luego de desmantelarse las baterías al año siguiente, tambien ocurrió lo mismo con la posta, pués perdió sentido efectuar ese desvío, resultando más práctico y rápido unir directamente Paraná con Nogoyá.

El 6 de octubre de 1814, el director Gervasio Posadas dictó un decreto por cuál creaba la Administración Nacional de Correos. A partir de entonces, el Correo fue considerado como una repartición pública de carácter nacional. Sin embargo, debido a las luchas civiles que asolaron durante décadas a Entre Ríos, las carreras de postas y el servicio de correos se mantuvieron con total independencia de las autoridades nacionales.

Los cruces del río Paraná en Punta Gorda por el general Francisco Ramírez en 1819 y 1821, y las comunicaciones intercambiadas con Paraná, documentan un efímero servicio de postas militares para los mensajes oficiales.

PERIODO 1831/1850

La sublevación de indios en la R.O. del Uruguay, su ingreso a la provincia en 1830 y la radicación definitiva dispuesta por las autoridades en Punta Gorda en 1832, indica la existencia de una guardia militar con sus necesidades de comunicaciones con Paraná.

La fundación oficial de Diamante ordenada por Ley del 12 de febrero de 1836, no modificó la situación existente; continuaron subsistiendo los mismos pocos ranchos que apenas merecían el nombre de pueblo. Sin embargo coincidente con este hecho, se aprecia un limitado intercambio de correspondencia oficial en forma directa, que duró muy poco, no habiéndose localizado hasta ahora, salvo algunas órdenes militares, antecedentes que se hubiera organizado alguna red de postas. Es más, en una descripción de Paraná en 1836, se relata : "El correo era servido por chasques, y la más de las veces por pasajeros que gratuitamente conducían las cartas particulares."

Si esto sucedía en la capital de la provincia, que en aquella época ya tenía entre 5 a 6.000 habitantes, que puede pensarse acontecía en Diamante, donde el censo provincial de 1844 arrojó solo la cantidad de 372 habitantes.

Diamante continúa en estado larval. Las continuas luchas civiles impiden cualquier organización definitiva. No obstante, en el censo de 1844 encontramos a José A. Fernández, como Maestro de Postas del lugar.

Los maestros debían auxiliar con caballos a los correos, a los viajeros y a los que desempeñaban alguna misión oficial. También debían brindarles alojamiento si el caso lo requería. A los particulares les cobraba una pequeña cantidad de dinero establecida por el Gobierno, por cada caballo utilizado, incluyendo a los postillones que los acompañaban en el camino. En general, quienes prestaban este servicio, casi siempre gratuito, eran personas humildes, y muchas veces desprovistos de las comodidades más elementales, cuyo principal beneficio era poseer, junto con los postillones o auxiliares que lo ayudaban, el antiguo llamado "Fuero de Correos", que impedía fueran incorporados al ejército en las frecuentes levas que al efecto se realizaban, aunque no siempre se les respetaba este derecho, y asimismo, más de una vez los grupos armados en marcha les llevaban los pocos caballos que tenían. Por las postas pasaron no solo los conductores de oficios, pliegos y encomiendas, sino también los personajes prominentes de la época.

Culminadas las luchas civiles que ocupan tiempo y esfuerzos, el gobernador Justo J. de Urquiza adopta una serie de medidas administrativas en 1848, que producen una transformación en Diamante, sacándola de su letargo. Entre las designaciones de funcionarios que se encargarían de organizar y administrar el pueblo, nombra el 4 de julio de 1848 a Manuel Agulla (1) como Administrador de Rentas, siendo una de sus tareas la recepción y despacho de la correspondencia

Dicho nombramiento no especifica que también asumía las funciones de Administrador de Correos,
los cuales sí se tuvieron en cuenta al expresar claramente, cuando el 18 de setiembre se designa a Damián Gondira como
Receptor de Rentas y Administrador de Correos en La Paz.

En tal sentido, cabe señalar la importancia de los usos y costumbres, que no siempre quedaban debidamente fundados y/o documentados. Desde la época colonial el servicio de Correos, constituía económicamente una Renta, que entonces funcionaba en forma independiente, y tenía bajo su responsabilidad la organización y mantenimiento de extensas carreras de Postas. Luego de 1810, las luchas civiles trastornaron todo, y cuando nuestra provincia comienza su propia organización, las postas pasaron a ser responsabilidad de los comandantes militares por su carácter estratégico, mientras la aceptación y entrega de correspondencia, que generaba ingresos, quedaron bajo el control del Administrador de Rentas, quién al mismo tiempo asumía de hecho el papel de Administrador de Correos ( porque en realidad, el escaso movimiento, no justificaba el nombramiento rentado de una persona para esa función) , y tal es así, que en 1824 las guías impresas que acompañaban la correspondencia entre las Administraciones de Correos entrerrianas estaban siempre firmadas, por quienes revistaban como Administradores de Rentas.

El 25 de agosto, Agulla aún en Paraná informó al Ministro Tesorero que a la brevedad instalaría su residencia en Diamante
"Pa. dar comienzo a la Administración de la Renta pública que produzca", al mismo tiempo solicitaba la provisión de los útiles más necesarios para el funcionamiento de la nueva oficina. Por lo menos desde el 17 de setiembre, Agulla ya se encontraba en funciones en Diamante.

Debió ser mínimo el movimiento postal, porque el 17 de abril del año siguiente, Agulla consulta al contador general de la provincia Vicente del Castillo "Si debo abrir en el Libro mayor un ramo más de Cargo, el de Correos, o solo llevo un cuaderno por separado en que se registra el producto del porte de cartas recibidas en esta Administración."

Le tocó al comandante militar de Diamante, Luis Hernández , encargarse de instalar el camino de la Carrera del Diamante a Paraná. Dicha organización la describe él mismo, a través de un informe que elevó al ministro de gobierno José Galán en setiembre de 1849, donde dice:

"El infrascripto en cumplimiento de la órden general para la circular del pasado agosto, ha recibido del Sor. Ministro para pasar al Ministro General una relación de las Postas que haya en el Departamento de su mando, con expresión de los nombres de Maestros y Postillones, número de caballos con los que están dotadas, paraje en que están situadas y distancias de unas a otras paradas, a formado la relación que se adjunta, lo que se desea en la forma que se pide."

Del largo detalle extraemos los datos de la Posta existente en el pueblo: Maestro de Posta: Juan Pujato; postillones: Ciriaco Ifrán y Juan Rosas Pereira. Caballos: propios 6; del auxiliar 3.
Las restantes postas en el camino a Paraná estaban en Rincón de la Ensenada, Palmar y Paracao, cada una servida por un maestro de postas, 2 postillones y 8 caballos

Ese mismo año se habilita el puerto, nombrándose Capitán de Puerto a Martín Ruíz Moreno. Los movimientos posteriores registrados son, 18 buques en 1849; 47, en 1850; 67, en 1851; 17, en 1852, y 74, en 1853.

Durante 1850 algunas de las postas tuvieron problemas para mantener la dotación de cabalgaduras para poder prestar normalmente el servicio público, principalmente a raíz de una epidemia entre el ganado caballar del departamento Diamante, que inclusive llegó a trastornar la asistencia de los alumnos a las escuelas de campaña, dando lugar que fuera comunicado al gobierno provincial para solicitarle ayuda para solucionar el problema.

Tanto en el decreto del gobernador Lucio Mansilla de 1823, como en el artículo 47º. del Reglamento para los puertos de la Provincia puesto en vigencia en 1832 -y reiterado en 1847-, establecían penalidades para quienes no entregaran a su arribo, las cartas que conducían a bordo de embarcaciones, al Capitán del Puerto, para que sean remitidas al Administrador de Correos.
Así se mantenía el monopolio del trasporte estatal de la correspondecia, vigente desde la época colonial, pués constituía una fuente de recursos para Rentas, que se cuidaba percibir.
Las mencionadas disposiciones siempre fue cumplidas por Ruíz Moreno, quién de inmediato transfería las cartas así recibidas, acompañadas de una nota-guía, al administrador Agulla, quién les daba encaminamiento posterior.


PERIODO 1851/1860

Ante el desarrollo de los acontecimientos políticos y militares que culminaron en la batalla de Caseros, el gobernador delegado Crespo, con fecha 1º. de setiembre de 1851 designa al licenciado Mariano Espiñeira como Administrador General de Correos en la provincia "para el más rápido y mayor servicio del Estado en ese ramo muy especialmente en las actuales circunstancias en que el país se encuentra."

Coincidente con esta designación, se estableció la salida de correos semanales de Paraná a todos los pueblos de la provincia, en cinco carreras distintas, la primera de las cuales tenía salida de Paraná los viernes, con llegada el mismo día a Diamante , y el sábado a Victoria, desde donde salía de regreso dos días después.

Entre sus medidas de buena organización, Espiñeira hizo imprimir las guías que acompañaban a la correspondencia, que hasta entonces se hacían manuscriptas, donde en el encabezamiento puso "De la Administración de Correos de.........a la de........". Hemos encontrado guías fechadas desde el 30 del mismo mes, ya firmadas por Agulla. Esto reafirma una vez más el carácter acumulativo de esta función, al de su nombramiento específico de Administrador de Rentas.

El Correo, y sobre todo el servicio de postas, tuvieron gran importancia al realizar Urquiza los preparativos para avanzar sobre Buenos Aires y derrocar al dictador Juan Manuel Rosas, abriendo un nuevo capítulo en la historia argentina. Lo demuestra la gran cantidad de correspondencia enviada por día y en varios momentos desde Diamante al gobernador delegado Crespo en Paraná, instruyéndolo de los pasos que debía dar en apoyo a las operaciones del Ejército Grande en los momentos previos y durante el pasaje del río, como también con otros destinos.

En nota dirigida en 1852 por el Alcalde de distrito Costa Grande al comandante militar interino Marcos Cuesta, lo pone en conocimiento que en el Distrito a su cargo "por donde se hace la carrera del Correo a la Victoria, no hay ninguna posta establecida como se hace necesario para el mejor servicio Público, lo que pongo en conocimiento proponiendo como maestro para la Posta de la Costa Grande a Dn. Hilario Muñoz".

Agulla desarrolla sus tareas sin mayores novedades hasta 1853, cuando se produce entre él y y el comandante Marcos Cuestas un incidente, donde Agulla desconoció la mayor jerarquía del Comandante, dando lugar a la intervención del ministro Galán, quién puso las cosas en su lugar, haciendo notificar a los mismos, que el Comandante tenía preeminencia sobre el Administrador.
,
Luego de Caseros, y segregarse Buenos Aires de la Confederación Argentina, el 1o de mayo de 1853 se sanciona en Santa Fe la Constitución Nacional, que se ocupa del Correo en tres artículos, y por Decreto del 8 de junio del año siguiente se produce la organización de los Correos y Postas de la Confederación, la cuál no tuvo influencia en Entre Ríos, que poseía en ese momento mejor estructura y órden que la mayoría de las restantes provincias.

Posteriormente, por ley sancionada el 22 de marzo de 1854 por la Honorable Sala de Representantes de Entre Ríos, se federaliza el territorio de la provincia, y por consiguiente las autoridades adquieren carácter nacional, pasando Agulla a ser Administrador de Rentas Nacionales y Administrador de Correos Nacionales en Diamante.

El 1o. de agosto de 1854, Agulla es promovido a Capitán del Puerto y Comandante del Resguardo en Rosario ( 2 ), y reemplazado por Domingo Madolell.

Por Decreto del 3 de octubre de 1852 se reglamentó la navegación de los ríos Paraná y Uruguay, y las Aduanas Nacionales, disponiéndose entre otras medidas :
Art. 1º.) La navegación de los ríos Paraná y Uruguay, es permitida a todo buque mercante, cualquiera sea su
nacionalidad, procedencia o tonelaje.
Art. 2º.) Todo buque mercante puede llegar a los puertos habilitados en los ríos Paraná y Uruguay.

Mientras el artículo 4o.) indicaba, que entre los puertos habilitados, se encontraba Diamante.

Esta ansiada medida, que posibilitaba sin restricciones el intercambio comercial con Uruguay y Paraguay como también con otros países extranjeros, actividad hasta entonces monopolizado por el puerto de Buenos Aires, tuvo un fuerte y positivo impacto económico en las provincias como Entre Ríos, y por supuesto un incremento en la navegación fluvial, donde la mayoría de los barcos enarbolaban las banderas extranjeras, donde tenía la sede su empresa, o de otro país por simple conveniencia.

En el "Almanaque Nacional de la Confederación Argentina para el año 1855", encontramos la primera referencia de un servicio fluvial con escala en Diamante:
"Río Paraná.
"Vapor americano "Asunción" de Buenos Aires al Paraguay, tocando San Pedro, San Nicolás, Rosario, San
Lorenzo, Diamante, Santa Fe, Paraná, La Paz, Esquina, Goya, Bella Vista, Corrientes, Villa del Pilar,
Asunción."

Hasta esa época el servicio postal se podía utilizar con la siguiente variante: era posible abonar la tarifa de una carta común según la distancia a recorrer en el momento del depósito, aplicándole en ese momento el empleado interviniente el sello FRANCA, o la abonaba el destinatario al recibirla, lo cual obligaba a complicadas contabilidades. En 1858, como parte de una reorganización postal, se introduce la novedad mundial: el pago previo mediante una estampilla. La Confederación Argentina emitió el 1o. de mayo de dicho año, 3 sellos postales con valores de 5, 10 y 15 centavos. En la primera entrega, estas se enviaron a Diamante por un valor total de 64.50 pesos. Se conoce que para la provisión se tomó como base el doble de la renta del correo durante el año anterior.

El 29 de setiembre de 1858 se desfederaliza la provincia de Entre Ríos, pero continuando la ciudad de Paraná con su egido, como capital provisoria de la Confederación. La desfederalización implicó una situación ambigua para algunos aspectos de las actividades. Por un lado, la provincia reasume la autoridad, donde antes tenía carácter nacional, pero continúan las Rentas y Correos Nacionales, al mismo tiempo que se instalan las Rentas de Entre Ríos, en ciertos lugares con las misma persona al frente de las oficinas nacionales y provinciales.

Una de las preocupaciones del nuevo Gobierno provincial instalado en 1860 fue la de arreglar el servicio de postas, que venía arrastrando crónicos problemas de falta de caballos y personal, y evidentemente del transporte del correo. Así el 31 de julio de este año, el general Urdinarrain a cargo interinamente del Gobierno por ausencia de Urquiza, se dirigió a los comandantes militares de departamento para ordenarles que recorrieran todas las vías públicas de la jurisdicción a su cargo, examinaran el estado de las postas establecidas y procedieran a instalar las que consideraran convenientes.

Después de considerar los informes remitidos por los comandantes departamentales y aprobar las sugerencias recibidas, el Gobierno entrerriano dispuso que desde el 15 de diciembre de 1860 quedara restablecida la comunicación en toda la provincia por correos especiales que cada semana recorrieran todas las ciudades y villas.

Con tal motivo, los ministros enviaron el 30 de noviembre una circular a los comandantes para hacerles conocer lo resuelto por el Gobernador, quién había dispuesto la circulación de correos, es decir el transporte a caballo de la correspondencia, que en el caso de Diamante especificaba que desde aquí "partirá el lunes de cada semana un correo que tocando en la Victoria debe entregar la correspondencia en Nogoyá en todo el martes hsta la noche". Allí debía detenerse 24 horas, para regresar con la correspondencia recibida de otros departamentos.También ordenaba "que en todas las oficinas de Policía de cada departamento funcione las de Administradores de Correos".

No sabemos cómo esta última medida afectó a Diamante, pero no modificó la existente en otras localidades, donde las oficinas públicas, no siempre estaban alojados en un mismo edificio.


PERIODO 1861/1870

La batalla de Pavón en 1861 produjo cambios políticos y administrativos importantes en nuestro país. Los hechos posteriores incluyeron el reintegro de Buenos Aires al concierto nacional, la renuncia del presidente Derqui, y la asunción de Mitre como Presidente provisorio desde el 5 de noviembre, hasta el 12 de octubre del año siguiente, cuando el cargo se hace titular. Además la Capital se traslada desde Paraná a Buenos Aires, donde se adoptan nuevas medidas de gobierno, entre ellas relacionadas con los Correos Nacionales.

A los efectos prácticos, estas medidas significaron la separación definitiva en 1863 entre Rentas y Correos. En la primera siguió Madollel, y en el segundo, ahora con categoría de Estafeta y dependiente de Buenos Aires, se nombró a Demetrio García. ( 3 )

En la Memoria Anual correspondiente a 1863, el jefe político Bernardino Ramírez, informa :
"Las postas situadas en este Departamento son siempre conservadas por la autoridad local, sin más intervención de la Administración de Correos Nacionales que reciben el servicio de ellos, alguna vez cuando por extravagancia las ocupa, a esta Villa no hay carrera de Correos. La comunicación está interrumpida y algunas veces se recibe por encargos particulares y casi siempre con más de un mes de atraso...."

Todos estos acontecimientos no impedían a las empresas navieras servir regularmente en los ríos Paraná y Uruguay. En algunos casos, empleaban los mismos barcos, con frecuencias diferentes. La correspondencia se confiaba al capitán del barco, u otro empleado autorizado, quién la transportaba, entregando y recibiéndola en los puertos que tocaba. Más adelante los vapores importantes llevaban un empleado de Correos de Correos embarcado dedicado a esa tarea. En 1862 el vapor "Pavón" unía Buenos Aires con Rosario, donde una vez por semana hacía combinación con el "Dolorcitas", que realizaba el trayecto Rosario a Paraná, haciendo escala en Diamante.

En los Anuarios de Correos de 1863 a 1866 se informa que se aprovechaban todas las oportunidades para remitir correspondencia por vía fluvial. Por eso mencionamos en adelante todos los buques que hacían escala en Diamante, pués si bien algunos estaban contratados para transportar correspondencia, otros lo hacían gratuitamente, no quedando registro de ello.

En 1864 se provee el primer matasellos a la oficina de Diamante, será uno mudo oval de barras diagonales con perlas huecas. Recién en 1874 tendrá uno fechador.

Con la inauguración en 1865 del ferrocarril de Buenos Aires al muelle recientemente construído en el puerto del Tigre, .los vapores comenzaron a utilizar este ultimo puerto para trasbordar pasajeros y carga a este entonces moderno y rápido servicio, evitándose de esa forma la incómoda navegación al puerto de Buenos Aires y el posterior desembarco en botes y carros, pués entonces carecía de muelle.

Así diversas empresas y barcos cubren servicios en el río, y aunque en varios casos de informaciones y avisos comerciales se anuncian "y puertos intermedios", no figura específicamente Diamante, y cuando los citan, no integra la lista.

No obstante que Diamante seguía siendo un pequeño villorio, pensamos que algunos barcos de pasajeros, debieron operar en nuestra costa, porque los de carga lo seguían haciendo sin inconvenientes.

No obstante la preocupación de las autoridades por las Postas, con periódicos arreglos o reorganizaciones, luego los servicios volvían gradualmente a deteriorarse, como por ejemplo en diciembre de 1866 se informó que "Las postas están sin acción por falta de caballos y sin la facultad de poderlas servir".


La oficina recibe en abril de 1869 la visita de un Inspector de Correos, oportunidad donde se establecen las necesidades de elementos para un mejor funcionamiento, documentadas en un "Presupuesto de muebles y útiles que faltan en la Administración que está a mi cargo, que no recibí en inventario, y que se necesitan en vista de la importancia que va tomando el país, cuyo presupuesto presento al Señor Inspector de Correos de la República Argentina".
Allí García detalla 1 casillero de 24 casillas, 6 sillas de madera, 1 mesa, 1 barandilla, 1 balanza chica y 1 sello para certificar. Es decir, trabajaba en la más absoluta carencia de medios

Un nuevo adelanto en las comunicaciones comienza a desarrollarse en nuestro país: el telégrafo. El 15 de agosto del mismo año, el Gobierno de la Provincia ordena a los Jefes de Policía que habiliten locales para las oficinas del telégrafo nacional.

En Diamante son contratados los artesanos Juan Forquet y Constancio Hoqui, para contruir el edificio para tal fin, que consistió en uno de material tipo rancho, con dos piezas y techo de tejas a dos aguas, que importó 1.038 pesos boliviano El 13 de diciembre siguiente, el Jefe Político comunica que los artesanos terminaron la oficina con destino al Telégrafo. La construcción estaba ubicada en la esquina S.O. de Brown y Urquiza, en el sitio que hoy ocupa la Aduana.

Antes de finalizar 1869 se lleva cabo el primer censo nacional de población, que registra 852 habitantes en el pueblo, lo cual nos permite evaluar el limitado movimiento postal.

En 1870 la "Compañía Río de la Plata" anunciaba en la carrera de Buenos Aires a Asunción y puertos intermedios, a los paquetes nacionales "Taraguy", "Goya" y "Guarany", uno cada jueves. La agencia de vapores y comisiones de Paez y Gomensoro de Buenos Aires, lo hacía en el mismo trayecto con el vapor nacional "Venezia" y el vapor francés "Río Gualeguay". Por último, "la Nueva Compañía Salteña" hacía otro tanto con los vapores "Proveedor" y "Cisne", también en forma semanal, saliendo los domingos y regresando los jueves.


PERIODO 1871/1880

El 17 de junio de 1872, el gobierno provincial concedió a Pessano y Cía. el servicio de correspondencia por mensajería y correos a caballo, uniendo todas las cabeceras departamentales . El servicio debía empezar el 1º. de julio y las líneas servidas por carruajes serían cuatro, la primera de las cuales haría dos viajes de ida y vuelta por semana, partiendo de C. del Uruguay y siguiendo por Tala, Nogoyá, Paraná y Diamante.

Esta medida fue oportuna para normalizar las comunicaciones, seriamente afectada por la guerra civil que asoló la provincia en 1870, pero cuyos efectos continuaron haciéndose sentir posteriormente, pués las postas estaban en estado deficiente por falta de personal y caballos. Los mismos hechos, demoraron los trabajos del tendido de líneas del Telégrafo Nacional, los cuales se iniciaron el 18 de agosto de 1871, desde Paraná en dirección a Diamante y Victoria.

Según el informe del Jefe Político, el 14 de julio de 1872 se habilitó la oficina telegráfica, uniéndola con Paraná, y por esa vía a Buenos Aires. El 5 de agosto siguiente se produjo la inauguración oficial de la línea que vinculó Paraná, Diamante, Víctoria, Nogoyá y Rosario Tala.

El registro del tráfico telegráfico, nos revela que en julio comenzaron a trasmitirse telegramas oficiales, y desde agosto también los particulares, en las siguientes cantidades:

julio agosto setiembre octubre noviembre diciembre

Particulares - 111 143 175 143 128
Oficiales 5 12 32 14 25 26


No logramos encontrar constancias de los primeros telegrafistas que trabajaron allí.

Por nota del 23 de junio de 1874, el jefe político Aceval informa "...El abuso que están cometiendo por parte de los empresarios de las mensajerías "La Unión", subvencionadas por el Gobierno, en la línea de aquí a Paraná y viceversa, pués no solo los carruajes de que se sirven están en mal estado, sinó que desde el Arroyo La Ensenada hasta aquí se hace el servicio en un carro, con el perjuicio del pueblerío y demora de la correspondencia."

García permaneció a cargo de la estafeta hasta 1875, siendo reemplazado por José M. Avalos. Entre tanto, la oficina telegráfica continuaba funcionando en forma independiente, y recién en 1876 conocemos su personal:

Santos Velasco, telegrafista de 2a. clase (y jefe)
Ernesto Pujato, mensajero
Héctor Merlino, guardahilo

Por Decreto nacional del 7 de abril de 1876 se procedió a la incorporación del Telégrafo, al Correo, y desde entonces funcionaron bajo un mismo techo. Cabe señalar que la primera dotación unificada quedó constituída así en 1877:

Juan Arasola, telegrafista de 2a. y Administrador de Correos
Manuel Leiva, mensajero
Héctor Merlini, guardahilos

Según los registros, los empleados eran reemplazados o trasladados de destino con frecuencia. En ese mismo 1877 Arasola fue reemplazado por Esteban Castillo, quién permanece hasta setiembre del año siguiente, cuando la prensa anuncia "Hubo cambios en el Correo y Telégrafo, por renuncia que hizo de dicho empleo D. Estevan Castillo, el cual ha desempeñado con laboriosida y honradez las tareas que sobre él pesaban. Lo ha reemplazado el joven Agustín Sulié".

En los años posteriores se desempeñaron como jefe, Juan B. Silva en 1879, Pedro Carboni por lo menos desde 1885 a 1890.

En cuanto al traslado de pasajeros por vía terrestre, a principios de 1876 la Casa de José Mazzini de Paraná, con la Diamantina prestaba el servicio a Diamante. Además los nuevos caminos trazados en la provincia permiten ampliar el servicio a partir del 1o. de marzo con Victoria. La diligencia salía de Paraná los miércoles a las 5 de la mañana. De Diamante hacia Victoria los sábados a la misma hora anterior, y regresaba a Diamante los martes, y a Paraná los jueves.

Al año siguiente, son las "Mensajerías del Paraná" de Juan Bonetti y Cía,. las que comunican sus servicios, con salidas de Paraná a Diamante los días lunes, con regresos los martes.

En 1880 el vapor Proveedor hacía el trayecto Buenos Aires a Rosario, donde los pasajeros para Diamante, Paraná y Santa Fe, trasbordaban al vapor paquete nacional "Capitán".

Al mismo tiempo, las "Mensajerías Fluviales", con sede en Salto (Uruguay), pero con bandera británica, hacía 3 viajes semanales con los vapores "Meteoro" y "Pingo", saliendo de Buenos Aires para San Pedro, Rosario, Diamante, Paraná y Santa Fe.


PERIODO 1881/1890

La empresa "La Platense" es fundada en 1882, con sede en París, para establecer en el río de la Plata y sus principales tributarios, servicios de pasajeros y cargas, con buques a vapor construídos en Francia y Escocia. Al año siguiente inauguran sus servicios con los vapores "Apolo" y "Minerva", británicos, y los franceses "Leda", "Castor" y "Pollux", además de otras embarcaciones de carga.

Tanto el "Apollo" como el "Minerva", buque este que solía atracar en Diamante, tenían los últimos adelantos en contrucción naval, tanto técnicamente, como en materia de lujo y confort para sus pasajeros. Eran pequeños palacios flotantes, con magníficos paneles, finos cortinados y amoblamiento refinado en sala de estar y comedor, con disciplinado y bien uniformada oficialidad y tripulación, y la categoría de sus servicios hoteleros. Estaban construídos en acero y tenían 255 pies de eslora y 30 de manga, accionando con ruedas laterales, con la gran novedad de tener iluminación eléctrica; además capacidad para 500 toneladas de carga e instalaciones para 160 pasajeros en camarotes de 2 y 4 cuchetas, y salones dormitorios para 150 pasajeros de segunda clase.

Esta compañía anunciaba en 1883, entre otros servicios, las salidas bisemanales del vapor "Diana", desde Buenos Aires a Santa Fe, con varias escalas, que incluían Diamante. A su vez, las "Mensajerías Fluviales", hacían el mismo recorrido tres veces por semana, tambien con escala en Diamante, con los vapores "Meteoro" y "Pingo".

Las "Mensajería Fluviales" en 1886 efectuaban el trayecto San Fernando a Santa Fe con el vapor "Pingo" , y de Campana a Santa Fe con "Meteoro" y "Villa del Salto". Cada uno realizaba un viaje semanal redondo, con escala en Diamante. En ambas localidades bonaerenses se hacía combinación con el ferrocarril a Buenos Aires. Además el "Lloyd Argentino, Compañía de Navegación a Vapor" hacía la carrera de los ríos Paraná y Paraguay con los vapores "Guaraní", "Río Uruguay", "San Martín", "Río Paraná" y "Cisne".

Durante unos 3 años "La Platense" sufrió una ruinosa competencia por parte de las "Mensajerías Fluviales", causando una crísis en la empresa, conviniendo los asociados liquidarla y transferirla a una nueva sociedad: "La Platense Flotilla Co.", con asiento en Glasgow (Escocia). Luego de estos cambios se envían otros modernos barcos al río de la Plata, pero la mayoría afectados a la intensa y corta ruta Buenos Aires-Montevideo.

Para que también fuera productiva, luego de varias tratativas adquieren las "Mensajerías Fluviales" en 1887, convirtiéndose así en la empresa que poseyó la mayor cantidad de vapores que navegaron en el Paraná.

En el Presupuesto Nacional para 1889, se asigna para la oficina de Correos Y Telégrafos:

Diamante
1 telegrafista de 3a. clase y Encargado de Correo.....................$ 80 mensuales
1 telegrafista de 5a. clase................................................$ 50 "
1 guardahilos...............................................................$ 40 "
1 mensajero-cartero...................................................... $ 20 "
gastos de oficina........................................................$ 3 "


"El Obrero", primer periódico diamantino, comentaba a principios de 1889 :

"La indicación que haremos nos obliga la circunstancia que más de una vez nos hemos confundido cuando personas recién llegadas a este pueblo y teniendo necesidad de hacer algún despacho telegráfico o llevar correspondencia, nos han preguntado por el correo o telégrafo nacional, teniendo que contestar: Señor a este lado Ud. encontrará un pobre rancho medio arruinado, esa pués es la oficina que Ud. busca.
"No exageramos, es la pura verdad. El rancho más pobre y tan viejo como el más viejo humano de esta localidad, es el que está destinado para una repartición de esa importancia.
"Agréguese a eso la falta de comodidad requerida para el servicio público. Seis personas llenan el espacio destinado a éste, de modo que el resto de las personas deben quedar en la calle esperando entrar cuando puedan hacerlo. Los pobres empleados tienen un espacio más o menos que el destinado al público, y la gran práctica les hace evitar que a cada vuelta no se lleven por delante a un escritorio o un aparato, o se den un golpe entre ellos mismo....."

No habiendo hallado indicios posteriores que hagan suponer un cambio de vivienda, creemos que la situación continuaba en 1901, cuando la Municipalidad por nota del 1o. de octubre, le encarga al Jefe de Correos y Telégrafos que haga cercar el terreno propiedad del Estado Nacional que poseía.

A principios de 1889, los vapores que unían Buenos Aires con Santa Fe los martes, jueves y sábados, haciendo escala en Diamante, eran el único vínculo fluvial. Además se reclamaba que en oportunidades la correspondencia se remitía desde Buenos Aires vía terrestre a Rosario, de allí a Santa Fe, donde la redirigían con demora a Diamante por barco.

Un aviso comercial de "La Platense Flotilla C.L.", publicado en diciembre, comunica que la línea del Paraná y Santa Fe, que también servía a nuestra ciudad, era cubierta por los vapores "Cosmos", "Saturno", "Río Paraná", "Río Uruguay", "San Martín" y "Minerva", como también que los vapores de la línea Paraguay tocarán en este puerto cuando haya pasajeros o carga. Los agentes marítimos eran Ibáñez y Sarsoti, con oficinas en Paraná, Diamante y Rosario. Todos estos barcos transportaban la correspondencia entre los distintos puertos que servían.

También el vapor "Ceres" hacía el trayecto Santa Fe, Paraná y Diamante.

PERIODO 1891/1900

Luego de la crísis económica de 1890 y el fuerte impacto de la competencia ferroviaria, que desplazó en sus rutas al vapor en cuanto a transporte de pasajeros, produce una disminución notable en los servicios fluviales que hacen la carrera Buenos Aires a Rosario. Además estaba afectada la navegación por falta de canalización y balizamiento del río Paraná. Esta situación le causaba a "La Platense" grandes problemas y pérdida de dinero.

Esto convierte a Rosario y Santa Fe en puertos de partida y arribo de servicios en el Paraná medio. Tal el caso del vapor alemán ilse, cuyo capitán era Justo Pinnetto, que desde 1891, y los años siguientes, hacía la carrera de Rosario a La Paz, tocando todos los puertos intermedios, entre ellos Diamante.

En los años posteriores navegan en la carrera al Paraguay los vapores "Centauro", "Las Mercedes" y "Uruguay", con salidas de Buenos Aires los jueves, y regreso de Asunción los domingos, en forma alternativa, y tocando todas las escalas.

Salvador Espona tenía establecido en 1890 un servicio de mensajería con Paraná, que recibía un subsidio del Gobierno Nacional de $ 50 para transportar la correspondencia. Esta constituía una manera de hacer más o menos rentable el negocio en una época que, cuando las había, las ganancias eran pocas.

Manifestando razones de economía, a mediados de 1891 la Dirección de Correos y Telégrafos le retira a Espona la subvención mensual, obligándolo a suspender el transporte de correspondencia. Esto causa un serio perjuicio a la población y sobre todo al comercio, varios de los cuales se comprometen aportar una suma fija de dinero para mantener el servicio mientras se solucione el problema, al mismo tiempo que se dirigen por nota el 7 de setiembre al Director Estanislao Zeballos, reclamándole por la perjudicial medida.

Resulta interesante un párrafo de la misma, para conocer como funcionaba el servicio fluvial : "La mayor parte de ellos (por los barcos) tocan su puerto con una variación tan notable, que ha dado caso de llegar tres o cuatro días después del que tienen prefijados en los itinerarios; como el retardo que resultó en el último viaje del "Saturno" que debió tocar el día 29, y llegó a pasar recién el día miércoles 2 del corriente, y con el vapor "Hilse" que debió tocar el 30 de Agosto ppdo, y llegó a pasar recién el día 1o. del corriente, cuyas irregularidades originan perjuicios al comercio y vecindario cada vez que tal caso se repite."

Estas diligencias se mantuvieron en el tiempo, y según el Censo Nacional Económico de 1895, la mensajería "El Progreso", siempre propiedad de Espona, realizaba el trayecto de Diamante, Aldea del Salto y Paraná , y viceversa, con ocho viajes completos por mes, disponiendo de una dotación de dos galeras, un carro y de 48 caballos. El plantel de personal consistía en dos mayorales, un capataz, tres peones, y tenía habilitadas dos postas, para los renuevos de caballos en el trayecto.

Los problemas iniciados hacia 1890 en "La Platense", y otras razones incidieron fuera vendida en 1898 a Nicolás Mihanovich, quién constituyó la "Sociedad de Navegación a Vapor Nicolás Mihanovich". Esta sociedad incorporó de inmediato al pabellón argentino las unidades de bandera británica de la empresa adquirida, anticipándose así a las leyes de cabotaje que para 1910 habrían de imponer la nacionalización y la inscripción de todos los buques y tripulantes en los servicios portuarios, así como en el tráfico entre los puertos nacionales, admitiendo tripulantes extranjeros tan solo en un mínimo porcentaje. Esto último fue motivo para que buena parte de los extranjeros de la anterior empresa, tomaran la ciudadanía argentina y se radicaran definitivamente en nuestro país.

Sobre el fin del siglo XIX, esta empresa cubría semanalmente el trayecto desde la Boca del Riachuelo, pasando por Rosario, Diamante, Paraná y puerto final en Santa Fe, con los vapores "Dalmacia", "Onix", "Stagno", "Delta" y "Batitú" .

Al mismo tiempo, en la "Carrera del Paraná y Paraguay" navegaban "Rivadavia", "Olimpo", "Saturno", "San Martín",
"Golondrina II", "Centauro" y "Urano".

Concluye así la investigación realizada sobre las comunicaciones en Diamante en el siglo XIX, que posibilitaron el crecimiento y desarrollo de una comunidad portuaria necesitada de vínculos para su progreso y la salida de su producción.


_________________________________

NOTAS

(1) Poco se sabe de Agulla. Según el censo de 1849 era español, tenía 38 años, casado con Petrona Loube, 23 años,, y dos hijos: Elvira de 8 y José de 3 años. Alrededor de 1845 se desempeñaba como uno de los secretarios del Gobernador de Entre Ríos, general Justo. J. de Urquiza. En documentos de la época se pone en evidencia que era hombre de confianza del general, llevándole a cabo en Diamante algunas diligencias que requerían mucha discreción. Radicado posteriormente en Buenos Aires, continuó sirviéndole en diversos trámites, por lo menos hasta 1864, perdiéndose después sus pasos.

(2) Según las investigaciones realizadas por el historiador Andrés R. Rousseaux, Agulla no se hizo cargo del puesto en Rosario, no habiendo logrado averiguar las causas, a pesar de la documentación consultada.

(3) Demetrio García figura en el censo de 1869, donde consta que tenía 32 años, era negociante, esta casado con Filomena Fabre y tenía 5 hijos. Se caracterizó por su larga permanencia en el puesto de Administrador, que se prolongó desde 1863 a 1875, algo poco común en una época donde la estabilidad de los funcionarios gubernamentales era una rareza. Al producirse la segunda revolución de López Jordán, sus seguidores ocuparon Diamante, pusieron preso a García, pero luego unos extranjeros consiguieron sacarlo de la cárcel mediante el pago de una fianza. Su casa particular, y quizás la oficina misma, se encontraba sobre calle San Martín, frente a la plaza homónima.
Sin duda alguna fue un hombre público estrechamente ligado a todas las obras de bien común para Diamante, y con peso propio en la comunidad que nacía, pués posteriormente, fue elegido Presidente Municipal, desempeñándose en los períodos 1877 a 1879 y 1881 a 1882, desarrollando una activa y progresista labor.



FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

Archivo General de la Nacíón. Buenos Aires.
Archivo Histórico de Entre Ríos. Paraná.
Archivo Histórico de Correo Argentino. Buenos Aires.
Archivo Municipalidad de Diamante.
"Almanaque Nacional de la Confederación Argentina para el año 1855". Concepción del Uruguay, 1856.
"Actualidad". Paraná. Colección.
BOSCH, Beatríz. "Por los viejos caminos de postas" publicado en "Revista de la Asociación Filatélica Entrerriana" Nº. 5.
Paraná 1946.
BRUMATTI, Humberto."Apuntes sobre la historia del correo en Diamante", publicado en "El Supremo", Diamante, 24.12.1986.
BRUMATTI, Ricardo. Diamante. Agradecemos su generoso aporte de la información documental que posee en su archivo personal.
CARRIEGO, Evaristo. "Paraná en 1836". Reproducido en "Revista de Historia Entrerriana" Nº. 1. Buenos Aires 1966.
DODERO, Luis. "La navegación en la cuenca del Plata". Buenos Aires 1961.
"El Nacional Argentino". Paraná, 16.03.1858.
"El Factor de Correos de Correos y Telégrafos". Buenos Aires. Colección.
"El Nacional Argentino". Paraná, 16.03.1858.
"El Obrero". Diamante. Colección.
ENSINCK, Oscar Luis. "La navegación regular en el río de la Plata" publicado en "Congreso Nacional Regional de Historia Argentina
en Resistencia 1981". Tomo V. Buenos Aires, 1987.
FERNÁNDEZ, Hugo M. "Historia postal marítima y fluvial en los Anuarios del Correo Argentino (1863-1866)" en "Apuntes Filatélicos"
Nº. 50. Buenos Aires, septiembre / diciembre 200.
GALVÁN MORENO, C. "Los directores del correo argentino".Tomo II. Buenos Aires, 1946.
"La Nación". Buenos Aires. Colección.
"La Nueva Época". Paraná, 01.03.1876
"La Patria". Victoria (E.R.),18.08.1877
"Leyes, Decretos y Acuerdos de la Provincia de Entre Ríos". Tomos III, V y VI. Concepción del Uruguay 1875/76.
MELO, Clorinda. Testimonio personal en "Crónica". Diamante, 22.05.1940.
"Memoria del Ministerio del Interior 1872". Buenos Aires, 1873.
PEZZIMENTI, Héctor L. Buenos Aires. Agradecemos la información sobre los primeros matasellos de Diamante.
"Registro Nacional", Tomos III y IV. Buenos Aires 1882/83.
"Registro Nacional 1888". Buenos Aires 1889.
REULA, Filiberto. "Historia de Entre Ríos" . Tomo II.Santa Fe, 1969.
ROCCA, Edgardo. "El desarrollo del transporte fluvial desde el puerto de Buenos Aires a partir del siglo XIX" publicado en "XV
Aniversario con la historia del Puerto de Buenos Aires 1983-1998". Buenos Aires, 1988.
ROUSSEAUX, Andrés R., Prefecto General (RE). Buenos Aires. Agradecemos su valiosa información.

ªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªº
aficionado
Usuario Verificado
Usuario Verificado
 
Mensajes: 118
Registrado: 14 Mar 2008 22:59

Re: DIAMANTE

Notapor hector78 » 28 Jul 2011 19:33

Excelente Humberto y muchas gracias por compartirlo en el foro, estas publicaciones tienen un valor incalculable y son muy importante cuando uno hace Historia postal.

Estoy seguro que tengo material filatélico de Diamante, pero no lo encuentro. Ya lo voy a subir.

Un abrazo

Héctor
hector78
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
 
Mensajes: 2276
Registrado: 17 Sep 2009 21:12
Ubicación: Cordoba Argentina
Colecciono: Temática : Automóviles
Historia Postal: San Martin en ovalo
Estafetas ambulantes de Ferrocarriles
Provincia de Córdoba
Tradicional: Proceres y Riquezas II
Franqueos mecánicos de Argentina
Canje de Sellos: Si

Re: DIAMANTE

Notapor hector78 » 01 Ago 2011 21:28

Bueno Humberto lo prometido es deuda!!!!! Por fin lo encontré. :D :D :lol:

escanear0560.jpg
Entero postal enviado desde Diamante el 9/12/1884 a Rosario


Espero que le guste

Héctor
hector78
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
 
Mensajes: 2276
Registrado: 17 Sep 2009 21:12
Ubicación: Cordoba Argentina
Colecciono: Temática : Automóviles
Historia Postal: San Martin en ovalo
Estafetas ambulantes de Ferrocarriles
Provincia de Córdoba
Tradicional: Proceres y Riquezas II
Franqueos mecánicos de Argentina
Canje de Sellos: Si

Re: DIAMANTE

Notapor aficionado » 02 Ago 2011 02:29

Estimado Héctor ;

Agradezco que nos permita conocer la tarjeta postal matasellada en mi querido pago diamantino en 1884.
Apreciaré si me indica el nombre del remitente.
Cordialmente

Humberto
aficionado
Usuario Verificado
Usuario Verificado
 
Mensajes: 118
Registrado: 14 Mar 2008 22:59

Re: DIAMANTE

Notapor hector78 » 02 Ago 2011 18:12

Humberto me alegra que le guste, aquí le mando un scan del dorso de la tarjeta, me parece que dice algo como Castillo, pero no estoy seguro

escanear0561.jpg


Héctor
hector78
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
 
Mensajes: 2276
Registrado: 17 Sep 2009 21:12
Ubicación: Cordoba Argentina
Colecciono: Temática : Automóviles
Historia Postal: San Martin en ovalo
Estafetas ambulantes de Ferrocarriles
Provincia de Córdoba
Tradicional: Proceres y Riquezas II
Franqueos mecánicos de Argentina
Canje de Sellos: Si

Re: DIAMANTE

Notapor hector78 » 26 Ago 2011 15:39

Aquí sale otra que encontre en otra caja :D :D

escanear0617.jpg
Entero enviado de Diamante Entre Rios el 2/12/1896 a Paraná


escanear0618.jpg


Héctor
hector78
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
 
Mensajes: 2276
Registrado: 17 Sep 2009 21:12
Ubicación: Cordoba Argentina
Colecciono: Temática : Automóviles
Historia Postal: San Martin en ovalo
Estafetas ambulantes de Ferrocarriles
Provincia de Córdoba
Tradicional: Proceres y Riquezas II
Franqueos mecánicos de Argentina
Canje de Sellos: Si

Re: DIAMANTE

Notapor hector78 » 21 Ago 2013 22:04

Recientemente adquirí este lindo entero postal con matasello circular CORREOS DIAMANTE E.R. con fecha 16//10/1881 y 17/10/1881( le pusieron dos). Al dorso recepción Rosario

escanear0003red.jpg


escanear0004red.jpg


Héctor
hector78
Usuario Colaborador
Usuario Colaborador
 
Mensajes: 2276
Registrado: 17 Sep 2009 21:12
Ubicación: Cordoba Argentina
Colecciono: Temática : Automóviles
Historia Postal: San Martin en ovalo
Estafetas ambulantes de Ferrocarriles
Provincia de Córdoba
Tradicional: Proceres y Riquezas II
Franqueos mecánicos de Argentina
Canje de Sellos: Si

Re: DIAMANTE

Notapor aficionado » 05 Oct 2013 01:00

Estimado Héctor :

Agradezco que continúe exhibiéndonos sobres matasellados en Diamante.
El sobre circuló en 1891, como está ratificado al dorso por los matasellos de dos oficinas internas distintas del Correo de Rosario,
Respecto a la fecha del matasellos aplicado en Diamante, me parece que algo alteró al "9" de "91", para que a primera vista tenga la apariencia de un "8".
Cordialmente

Humberto
aficionado
Usuario Verificado
Usuario Verificado
 
Mensajes: 118
Registrado: 14 Mar 2008 22:59


Volver a Entre Rios

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado